Encontranos

Fútbol

Los Billalva: Una familia en ascenso

Néstor dirige a Belgrano de Coronel Moldes y su hijo Jeremías a Unión de Olaeta. Desde este domingo se enfrentan en la final por el tercer cupo a la “A”. Ambos compartieron recuerdos, posturas, conjeturas y sobre todo mucha emoción en la redacción de Al Toque Deportes.

Publicado

el

Los Billalva, una familia en ascenso.

Una historia que si tiene precedentes seguramente hay que buscarlos con lupa: Padre e hijo se enfrentan como entrenadores en una final. Eso va a pasar los 2 próximos domingos en las canchas de Recreativo Unión de Olaeta y Belgrano de Coronel Moldes.

El primero es dirigido por Jeremías Billalva y el segundo por su padre, Néstor Raúl, y definirán cuál de los 2 acompañará a Banda Norte y Centro Social de las Higueras en el camino del ascenso a primera A de la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto.

Belgrano llega a esta instancia por haber sido tercero en la Zona Campeonato, mientras que Unión por haber ganado la Complementación.

Lo que dice el reglamento sobre la definición:

FINAL POR EL TERCER ASCENSO A PRIMERA DIVISION “A”: En esta instancia se enfrentarán a dos (2) partidos ida y vuelta, el tercero mejor ubicado de la zona campeonato contra el mejor ubicado de la zona complementación, definiendo como local en el segundo partido el equipo que proviene de la zona campeonato. Si al cabo del segundo partido se registrara igualdad en puntos, se tomará en cuenta la diferencia de goles y si aún no se definiera, se ejecutarán tiros penales (I. Board) para determinar el tercer ascenso a la categoría principal 2024.

De visita por la redacción

En la previa de un duelo especial para la liga, ya que será con lo que se cerrará la temporada 2023 en el fútbol de ascenso, padre e hijo visitaron Al Toque Deportes.

Néstor y Jeremías Billalva, padre e hijo entrenadores se enfrentan en la final entre Belgrano y Unión.

Para ambas localidades también hay un condimento extra. Una, Coronel Moldes, podrá darse el lujo de tener a sus 3 clubes en la división mayor y la otra, Olaeta, llegar a la categoría de elite regional por primera vez en su historia.

Detrás hay una familia con raíces en Olaeta y logros recordados en Coronel Moldes, que tendrá a uno festejando un ascenso y al otro orgulloso por lo logrado por su padre o por su hijo.

Néstor y Jeremías desde hace tiempo palpitan primero lo que era una posibilidad, luego un objetivo y hoy un desafío, y lo comparten con elogios cruzados, bromas, recuerdos y hasta algunas lágrimas.

¿Tiene ventaja Belgrano por haber jugado en la Zona Campeonato?

Jeremías Billalva: A la hora de ver los equipos puede ser que sea una zona más pareja, pero nosotros agarramos ritmo futbolístico y nos acostumbramos a ganar, que no es fácil en el fútbol, de 18 partidos ganamos 15, fuimos protagonistas en todas las canchas y logramos jugar de una forma determinada, en la primera etapa hicimos un juego similar, pero por detalles nos tocó quedar afuera. Sí sabemos que Belgrano viene en una muy buena levantada y de conseguir puntos importantes, de codearse con equipos en un nivel más alto. Nosotros estamos bien.

¿Unión tiene la ventaja de haber terminado de jugar antes y tiempo para ajustar detalles?

Néstor Billalva: No sé si hay ventajas o desventajas para uno u otro, pero sí tuvo más tiempo para preparar el partido por este parate, pero me parece que a la hora de enfrentarnos ni uno, ni otro va a marcar una diferencia por la competencia que hayan tenido, en la B son mínimas las cuestiones que definieron quienes van a una zona y otra.

Néstor declara ante la atenta mirada de su hijo Jeremías.

Al asumir dijo que el proyecto era para el 2024, ¿qué se dio en el camino para estar acá?

N.B.: Llegó esta propuesta de Fabián (Zucchini, dirigente de Belgrano), que me sorprendió y generó alegría de que me volvieran a llamar de un lugar en el que ya estuve, porque Belgrano formaba parte de Alianza, nos pusimos de acuerdo y la idea era promover algunos pibes, tratar de que el grupo se encaminara y de encontrar el nivel de los jugadores. No se hablaba de la posibilidad de pelear por el ascenso porque estábamos 10 puntos abajo, pero en el futbol hoy ganás 3 partidos y te pones a tiro, y eso fue lo que ocurrió, se empezó  a trabajar tranquilo, los jugadores encontraron su nivel, se acoplaron a lo táctico, se dieron resultados y la cuota de suerte necesaria, lo que hizo que en pocos partidos estuviésemos en la conversación. El objetivo cambió y desembocó en esta alegría de jugar la final con Unión, que viene haciendo muy  bien las cosas.

Para Unión, luego de la gran campaña del año pasado, ahora en la Zona Complementación, ¿el objetivo fue siempre ganarla?

J.B.: Tal cual, nosotros, con un grupo de dirigentes que bancó el proceso y entendió que había que trabajar a largo plazo, luego de quedar en la puerta el año pasado apostamos a tener la revancha, la mayoría de los chicos se quedaron con sed de revancha, nos costó empezar a conseguir los resultados, no nos alcanzó para clasificar y sabíamos que en la Complementación íbamos a ser candidatos. Es difícil ponerse ese traje y sostenerlo, fuimos un equipo que convertió mucho, nos convirtieron poco y a medida que fueron pasando las fechas encontramos bien el 11 y estamos con el plantel completo para jugar la final.

«Fuimos protagonistas en todas las canchas y logramos jugar de una forma determinada», dice Jeremías, DT de Unión de Olaeta, de cara a la final.

En cuanto a disponibilidad de plantel, ¿Cómo llega Belgrano?

N.B.: Es un partido sin misterio y llegamos también con la totalidad de los jugadores al 100%.

¿En qué momento sintieron que podía darse esta final?

N.B.: Cuando agarré bromeamos con él, que venía unos puntos debajo de Granada, y le dije: “yo llegó al tercer puesto”, a modo de chiste, después empezaron darse los resultados y su equipo jugaba cada vez mejor, ya era imaginarlo y en las últimas 3 fechas sentíamos que faltaba cerrarlo, pero que era un hecho.

J.B.: Fuimos 2 equipos los que nos cortamos (Unión y Granada de Holmberg), sabíamos y teníamos el objetivo de clasificarnos una semana antes del partido con Granada (se jugó en la última fecha) porque hubiese sido una final muy desgastante, mientras  tanto Belgrano avanzaba y hasta imaginé que podía llegar a un segundo puesto, esperaba que se dé y se terminó de confirmar el domingo pasado con la clasificación  de Belgrano a esta final tan importante para los clubes y nosotros en particular.

¿Qué significa para usted enfrentar a Unión?

N.B.: Es un sentimiento muy particular, ya me tocó una vez, y con él de DT, yo en Acción Juvenil de General Deheza (que termina ascendiendo). Era una sensación muy especial, pero esa vez estábamos muy holgados y no va a ser este el caso. Yo soy nativo de ahí, mis viejos eran de ahí, me crie en Olaeta, en el pueblo se hace fútbol por unos locos soñadores, algunos que aún están y otros ya no, con quienes la fuimos empujando. Ahí debuté como entrenador dirigiendo a amigos y parientes. Hoy me imagino en la cancha ver el domingo a mi sobrino como ayudante de campo de mi hijo, los que más gritan son mi otro sobrino y mi primo, el presidente del club y el próximo intendente del pueblo son íntimos amigos míos, va a estar jugando el esposo de mi ahijada, mi esposa y mi hija haciendo fuerza, obvio, por Olaeta, mi hermano que nos escribe diciendo que nos desea el bien para los 2 y deseando que Olaeta gane. Pero de la mano va mi profesión y el agradecimiento a la gente de Belgrano que apareció en este momento de mi carrera y a quienes voy a tratar de darles el ascenso.

¿Y de enfrentarlo a Jeremías?

N.B.: Es la frutilla para decorar el postre. Uno por los hijos siempre quiere y desea lo mejor. En cada partido que yo terminaba en otros clubes ponía la oreja en la radio para ver cómo había salido Unión. Soñar la locura de imaginar a Olaeta en Primera de la mano de Jere y (Ariel) Alcoba, que es un amigo. Uno siempre quiere lo mejor para los hijos y en este caso nos toca enfrentarnos, hemos dicho que vamos a imaginar que no nos toca en contra y la derrota para el que le toque sin dudas va a ser mucho menos dolorosa.

Los sentimientos encontrado de Néstor Billalva: enfrentar a su hijo y a su pueblo natal en una final.

¿Qué significa enfrentar a “Chiqui”?

J.B.: Olaeta fue el que nos abrió las puertas futbolísticamente a ambos, me toca volver a tener la chance de jugar una final, si hay algo que representa al club es el sentido de pertenencia, con jugadores que no son de ahí pero lo adoptaron de esa manera. El otro día en una hora libre los chicos del colegio cortaron papelitos para llevar a este partido, sumale eso de enfrentar a Néstor, que uno lo toma, más allá de ser el padre, como el ídolo futbolístico que siempre tuvo. Este partido es muy motivacional para mí e imagino que más para él, de tener que enfrentar al pueblo, a Unión. Uno está con la cabeza puesta en la final, primero en hacer un gran partido, lo que pregonamos, no tengo dudas que va a ser una fiesta futbolística, porque somos muy parecidos, ojalá sea para Unión y si le toca a Belgrano estaré contento por él. Vamos a apostar a ganar por el buen trabajo que venimos haciendo desde hace años.

¿Es una ventaja para usted haberlo visto crecer como DT a Jeremías o para él que le haya pasado todos los secretos?

N.B.: Acá no hay misterio, él desde chiquito a mamado esto, en ese Unión que se armó y yo dirigí, él y su ayudante de campo eran las mascotas, ha crecido al lado mío, tenemos ideas futbolísticas parecidas, obvio por la edad él es más más innovador, más actual y me fue aggiornando a mí en el videoanálisis y de algunas cosas que antes no manejábamos. Hay pelotas paradas que yo hago que me las tiraba él y en algunas cosas me pide consultas. Creo que no hay ventajas. Obvio que algo distinto tendremos que hacer ambos, porque si no cada uno va a entrar conociendo al máximo a su rival.

Fotos y videos: Al Toque
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388