Encontranos

Fútbol

“Sabiendo que era Nueva Chicago era imposible decirle que no”

Adrián Peralta se presentó ante la sociedad “verdinegra” tras arreglar su vinculación por 18 meses. El “Chupa” es uno de los siete refuerzos que tiene el equipo del ex San Martín de Mackenna, Rubén Darío Forestello.

Publicado

en

Peralta se presentó en sociedad ante los hinchas de Nueva Chicago.

Nueva Chicago fue uno de los tantos equipos de Primera Nacional que regresó a los entrenamientos bajo protocolo el pasado jueves 3 de septiembre.

El plantel se realizó los controles sanitarios que constan en testeos PCR (Hisopado) y Serológicos (Sangre) el 31 de agosto y estuvo listo de cara a la reanudación de la competencia. Dentro de la delegación está el riocuartense de 31 años Adrián Peralta, quien dejó Estudiantes luego de once años ininterrumpidos y se sumó como flamante incorporación.


Peralta peleará el puesto con Alan Minaglia.


El “Chupa” rescindió de común acuerdo con el “león” y tras varias propuestas de clubes de Liga Profesional y Primera Nacional se inclinó por mudarse a la República de Mataderos.

Ahora llegó el turno de presentarse en sociedad y el arquero lo hizo en Sobredosis de Chicago, medio partidario del “verdinegro”.

– ¿Por qué te inclinaste por venir al club?

– Sabiendo que era Nueva Chicago era imposible decirle que no, es un club grande de la categoría y tiene mucha historia. Después la llegada se dio por cuestiones de fútbol, tenía la posibilidad de Atlético Tucumán por las gestiones de (Juan Carlos) Olave y (Ricardo) Zielinski, pero llegar a Chicago me permite seguir creciendo en mi carrera.

– ¿Ya sentís el ambiente de Nueva Chicago?

– Llegué a una ciudad y a un club muy futboleros, llegar acá es una buena posibilidad para mi carrera. Sin dudas Chicago es un club que llama mucho la atención por la exigencia, por su gente y por su historia, pero nosotros tenemos que pensar en el presente, en el hoy, y ver los objetivos planteados en esta temporada.

– Pero te das cuenta dónde te metiste…

– Sí. Los hinchas…en Río Cuarto…son 3 mil o 4 mil personas que van todos los partidos. En el último torneo hemos jugado con un promedio de 8 mil personas en Estudiantes por lo que hicimos dentro de la cancha y por la llegada de Ortigoza, creo que fueron fundamentales para aumentar la cantidad de gente. En Chicago recuerdo que vinimos a jugar un viernes a la tarde y esa popular estaba repleta, sé en qué kilombo me metí, es una motivación extra jugar con tanta gente.

– ¿Qué pudiste hablar con Forestello?

– Es el inicio de un nuevo proceso, primero por esta situación de pandemia y después por todo lo que un jugador puede dar dentro de un grupo. Lo principal acá es armar un buen grupo, y en el caso mío y los que llegamos es sumarnos de la mejor manera posible. Tenemos que adaptarnos a las costumbres y al día a día que se vive en el club, siempre pensando en el objetivo grupal que está por encima del individual. Cuando pensamos así, los objetivos individuales también llegan. Desde mi parte voy a dar mucho sacrificio y exigencia, tanto en el día a día como en los partidos cuando me toque. Es fundamental el buen ambiente de trabajo.

– ¿Perdiste mucho en este parate?

– En el puesto de arquero es muy importante el trabajo específico, el que hacía con el entrenador de arqueros. En este tiempo de parate importante perdés el tándem de la pelota y del agarre, pero en mi caso estuve sólo un mes o mes y medio parado por la situación sanitaria que había en Río Cuarto. Tuve la posibilidad de seguir entrenando con el entrenador que tenía en mi antiguo club (José Mancinelli).

– ¿Qué podés decir de tus cualidades como arquero?

– Una de mis características es jugar adelantado y tratar de leer rápido las jugadas, estar cerca de los centrales. Pero estoy adaptado al nivel de exigencia que pide el técnico, a su idea, lo primordial es saber cuál es la idea del entrenador para amoldarse a lo que pide. Sí me considero un arquero de buen juego con los pies, a nivel personal me gusta salir a cortar jugadas para implicar el trabajo de la defensa.

– ¿Y sos de los que habla?

– En cuanto a hablar, me gusta. Aunque los extremos no son siempre buenos, hablo en la medida justa y cuando las circunstancias lo ameritan, es algo que trabajé con un coaching porque al hablar el jugador también sigue la jugada y está totalmente atento al juego.

Adrián “Chupa” Peralta es, junto a Gastón Bojanich, Rafael Barrios, Daniel González, Alejandro Altuna, Nahuel Rodríguez González y Emiliano Tellechea, una de las siete incorporaciones que tiene Nueva Chicago para afrontar la nueva etapa de la Primera Nacional.

Cabe recordar que en la reanudación, la competencia no tendrá descensos y todos los equipos partirán con las mismas chances de ascenso a la Liga Profesional.

Fuente: Sobredosis de Chicago
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388