Encontranos

Más deportes

Una historia de pedales y quirófanos

Emiliano Mollea (34) fue cicilista especialista en BMX en su juventud. Fue campeón del mundo con 18 años en Francia, luego de haber obtenido otros logros en competencias internacionales en su adolescencia. Hoy se dedica a la neurocirugía, pero mantiene viva su pasión por el bicicross.

Bruno Aricó

Publicado

en

Al empezar a repasar archivos e historias, uno nunca pensaría que se tratase de la misma persona. Hace pocos días, Emiliano Mollea (34) fue entrevistado en Noticias Al Toque -programa de la FM Al Toque 101.9-. En dicha charla, se refería a la primera operación de Parkinson en nuestra ciudad, la cual encabezó.

Inmediatamente, para los seguidores fieles del deporte a nivel local, el nombre resonó. Mollea se dedicó al BMX durante toda su infancia y juventud. No solo fue una afición, sino que obtuvo resultados destacados a nivel local, nacional e internacional.

Al constatar que se trataba efectivamente de la misma persona, Emiliano Mollea accedió a charlar con Al Toque Deportes sobre su particular historia. Mollea se alejó del deporte en 2005, luego de conquistar el título mundial en Francia, dentro de su categoría Cruceros de 17 a 29 años.

Viajes desde pequeño, pruebas sobre distintas pistas, climas y bicicletas, la emoción de rozarse con los mejores del mundo. Todo eso, y más, vivió Mollea a través del bicicross. Ser campeón del mundo no es algo de todos los días, ni que ocurre por casualidad.

– ¿Cómo comenzó su vida con el BMX?

Empecé cuando tenía 5 años más o menos, siempre salíamos a andar en bici con mi papá, mi hermano y amigos. Por casualidad llegamos un día al río, nos dijeron que había una pista de bicicross en el polideportivo, nos informaron de qué se trataba y los elementos básicos que necesitábamos. Estábamos cerca de las fiestas, nos regalaron los elementos, fuimos más seguido y comenzamos a competir al poco tiempo.

­- ¿Cómo incursionó en el mundo de las competencias?

– Hoy el deporte está mucho más profesionalizado desde el inicio en cuanto a indumentaria, bicicleta y demás. Siempre empezabas con una bici que era de industria nacional, muy de calle e ibas de a poco. Obviamente hay varios estratos, todos comenzamos con las locales y provinciales. Posteriormente el nacional que requiere de tiempo para adaptarse. Son etapas que se van cumpliendo. Empecé a viajar de chico, a los 9 o 10 años fui a campeonatos latinoamericanos y eso te va dando cierto rodaje y experiencia. Por ahí el profesionialismo se corrió un par de años. Antes a los 20 o 22, ahora a los 16 o 17 años ya son profesionales.

­- ¿Pensó en vivir del BMX en algún momento, dedicarse profesionalmente?

– Te diría que un poco en esa época era año tras año todo. El bicicross profesional no existía más allá de lo que era una revista o verlo en la tele. No se pensaba en dedicarse exclusivamente a eso. En Estados Unidos, ya cuando fui a los campeonatos mundiales, había poca información de cómo irse. Alrededor de los 16 ya iba dos o tres semanas y me volvía. El profesionalismo se empezó a gestar cuando yo dejé, porque el deporte se hacía olímpico. Yo dejé en 2005, y en 2006 se anunció que podía integrar los Juegos de Beijing 2008. Cuando era chico no se pensaba en vivir el resto de la vida a través del bicicross, no había una planificación para la edad adulta.

– ¿Le quedó alguna espina por no haber llegado a los Juegos Olímpicos de Beijing?

No tengo remordimiento ni me arrepiento. Como todo me hubiese encantado estar en un Juego Olímpico y ser un deportista olímpico. La decisión fue muy pensada, yo sabía que si hasta ese momento no se anunciaba que era olímpica después había poco tiempo. Argentina tenía una sola plaza, después se consiguió otra, pero todos sabíamos que iba a ir otro deportista que ya estaba en élite hace mucho tiempo. Era complicado llegar al 2008. No me arrepiento, pero me hubiese encantado ser deportista olímpico.


“Cuando era chico no se pensaba en vivir el resto de la vida a través del bicicross, no había una planificación para la edad adulta”

emiliano mollea – ex ciclista bmx

– ¿Cómo era el nivel de los competidores cuando viajaba al exterior?

– El nivel era similar, la gran diferencia es que allá estaba todo mucho más compacto y tenías alto rendimiento todos los fines de semana. Eso te llevaba siempre a mejorar. Acá a lo mejor una carrera no te encontraba en un buen momento y no eran habituales. El hecho de irme a vivir afuera fue estar rodeado de gente que competía como yo. Por ahí vas a una práctica y te encontrabas gente que fue campeona del mundo, eso servía para el propio desarrollo personal.

Antes de emigrar a Estados Unidos para establecerse como competidor en la Liga NBL (la más importante del mundo en BMX), Mollea sufrió una lesión ligamentaria que lo marginó de las pistas por un año entero. De todas maneras, su regreso no fue dificultoso: se quedó con la liga nacional estadounidense en las categorías Boys y Crucero 16 años.

Recorte del Diario Puntal del 29 de julio de 2005, post triunfo en Francia.

Además de este gran logro, Mollea tuvo otras condecoraciones en su carrera desde pequeño: En 1997, con apenas 10 años, fue semifinalista de su categoría en el Mundial de Canadá; luego acumuló buenos resultados en los campeonatos mundiales siguientes en Australia, Francia, Argentina, Estados Unidos y Brasil. Finalmente llegó el gran premio, en el campeonato mundial de Francia 2005, disputado en París-Bercy. Luego de este logro, Mollea decidió dejar la actividad luego de completar el calendario nacional en el país del norte.

– ¿Cómo fue dejar la carrera como bicicrossista?

– No lo tenía pensado dejar en 2005, pero se dieron una serie de resultados y situaciones que hicieron que me replanteara dejar el deporte. No quería que me dejara él a mí. Sabía que había cumplido lo que quería. Hay cosas que son compatibles con el deporte de alto rendimiento, pero la forma en lo que yo quería dedicarme a lo que quisiese y el BMX no eran compatibles. Después del Mundial de Francia 2005 me volví a Estados Unidos, seguí con el campeonato que se desarrollaba, fui campeón y le di un cierre a mi carrera.

– ¿Cómo llega a la medicina?

– Empecé a estudiar a los 19 años. En realidad, hubiese sido un año después que empezaba el secundario, los últimos dos años los hice libres y adelanté un año. Calculo que empecé a estudiar medicina por la familia, porque mi papá es médico y eso me indujo a la decisión. Cuando empecé a estudiar no tenía ni idea qué iba a hacer después, pero se fue dando, viendo qué me gustaba y qué no.

– Actualmente sus hijos practican BMX, ¿qué puede aportarles desde su experiencia?

– Ellos empezaron más chicos que yo. Uno tiene 4 y el otro 2, ambos empezaron a los dos años. Les gusta, están contentos, no sabría decir si es lo que van a hacer a futuro o no. En casa siempre hay bicicletas y ellos las ven desde que son chicos. Los veo contentos cuando van y demás, pero son muy chicos y en todos los años que yo fui a la pista a competir, he visto a muchos corredores arrancar con entusiasmo y dejar. El tiempo va a indicar si se dedican a esto o no.

– ¿Qué opinión tiene sobre la disciplina en la actualidad?

– Ha mejorado mucho la situación del BMX en cuanto a lo que era antes. Ahora hay seleccionado juvenil, tienen un apoyo a nivel nación los corredores que están dentro del seleccionado y van a competir al exterior. Desde afuera se ven muchas cosas que se pueden mejorar. Los comparo con el ciclismo colombiano: ellos tenían un proyecto sumamente ambicioso, tienen tres medallistas olímpicos. No solo en el BMX sino en el ciclismo general. Hoy Colombia tiene corredores en todos los tours más importantes del mundo. Esas son las cuestiones que por ahí hay para mejorar. Hace relativamente poco me puse un poco a tiro de ver las carreras, y he seguido a los chicos de Río Cuarto para saber cómo les va. Me pongo muy contento cuando tienen buenos resultados o tienen la chance de ir al exterior, que es una experiencia muy linda.

Fotos: Gentileza Emiliano Mollea
Gráfico Al Toque
Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388