Encontranos

Informes Especiales

El desafío de Aimar y Oberto en el mundo ESports

Los deportistas cordobeses invirtieron en equipos profesionales que se desempeñan en un amplio espectro de videojuegos. En el caso del basquetbolista, fue él mismo quien creó la escuadra. Te contamos por qué los deportistas profesionales se insertan cada vez más en este mundo.

Publicado

en

El planeta ESports llegó para quedarse. Hace tiempo ya que a nivel mundial, equipos profesionales de Counter Strike, DOTA y League of Legends obtienen reconocimiento y grandes premios en dinero de competiciones oficiales. En el mundo de habla hispana el boom surgió en España, pero rápidamente se trasladó a Latinoamérica.

Ya se entiende a los ESports como lo que son, un deporte estratégico que, en función de la lógica de cada videojuego, cada integrante del equipo se desempeña de una manera particular. Entrenamientos, tácticas, comunicación con los compañeros son algunas de las claves que se traspasaron hacia detrás de una pantalla.

El gaming cambió de paradigma: ya no es un entretenimiento, inclusive a veces tomado como burdo. Es un deporte, y pasa a ser un trabajo y una responsabilidad mayor para los jugadores. En esta beta, las inversiones que generó el plano económico de los ESports crecieron cada vez más, junto a los equipos y competiciones profesionales.

En este marco, varios deportistas en actividad y otros retirados comenzaron a mirar hacia esas pantallas. Es el caso de Fabricio Oberto y Pablo Aimar, los cordobeses que invirtieron económicamente en los ESports, aunque de diferentes maneras.

Del parquet a la Grieta del Invocador

Fabricio Oberto, retirado hace 10 años de la actividad basquetbolística, no detuvo su marcha en implementar otros proyectos. Además de incursionar en el mundo de los vinos, -tiene su propia bodega personal- y en la música, el año pasado creó su propia franquicia de ESports.

La LVP Liga Master Flow de League of Legends (Liga de videojuegos profesional) fue el disparador de la idea en la cabeza de Oberto. Al ver la profesionalización que se le dio a la actividad, y conociendo un poco más del mundo LOL, decidió crear su franquicia: New Indians GG (en inglés, GG significa “good game” y siempre se utiliza entre los contrincantes al finalizar cada partida).

Oberto cerró su alianza con Intel para auspiciar su franquicia de ESports.

El ex jugador de los San Antonio Spurs en la NBA hizo un paralelismo entre el básquet y el LOL cuando anunció la creación de su escuadra: “Cuando empecé a aprender de League of Legends lo entendí del lado del básquet: me atrajo mucho la profundidad de la estrategia, cómo se mueven, cómo tenes que ayudar y escuchar a tus compañeros en el campo, que es la Grieta del Invocador. Es mucho más fluida la comunicación en LOL que en el básquet. Tenés que hablar más. En la cancha de básquet, con entrenamiento, uno mira a su compañero y sabe si va a llegar o no, podés anticipar el movimiento”, destacaba en una entrevista para La Nación.

El principal objetivo del cordobés con la creación de su franquicia fue impulsar la práctica de los ESports en Argentina y, sobre todo, en Córdoba. Uno de sus baluartes fue completar el equipo con la mayoría de jugadores nacidos en la provincia, más allá de la participación de chicos de Buenos Aires.

“Con New Indians armamos un equipo con experiencia y buscamos tener una pertenencia. Creo que el equipo, los seguidores, todo tiene que representar a Córdoba. Quiero que los chicos que nos sigan puedan ver que con New Indians se puede lograr un camino”

fabricio oberto – la nación 24/01/2020

Más allá de la búsqueda en cuanto a resultados deportivos, la llegada de equipos creados en nuestra provincia a los grandes planos del deporte electrónico a nivel nacional es, quizás, lo más importante para Oberto. New Indians participa de la LVP en donde diez equipos nacionales buscan el ascenso a la Liga Latinoamérica, con los mejores representantes de LOL a nivel continental.

La semana pasada, el equipo Undead Gaming de Buenos Aires se consagró campeón del Torneo Clausura 2020 de la LVP Master Flow y accedió a los regionales LATAM, en busca de un cupo en la Liga Latinoamérica.

En los últimos días, el campeón olímpico con la Selección de básquet en Atenas 2004 selló su alianza con Intel, el mayor productor de procesadores del mundo, para generar nuevos horizontes con tecnología de punta para los jugadores de New Indians. Los deportistas y las grandes empresas buscan financiar el gran proyecto ESports, que suma cada vez más adeptos.

El riocuartense electrónico

Diferente al caso de Oberto, Pablo Aimar recientemente hizo una inversión de 100.000 euros en el equipo profesional español Wygers, creado en 2019. El conjunto lanzó una ronda de financiación que contó con un apoyo de casi 700.000 euros, dentro de los cuales el DT de la Selección Sub 20 se impuso como líder inversor.

Parte del equipo de Wygers, la franquicia de ESports en la que invirtió Aimar.

la escuadra participa en certámenes de los principales videojuegos en la escena competitiva: Apex Legends, Clash Royale, Counter Strike GO, Fortnite, Rainbow Six y League of Legends, entre otros. Contaron con el apoyo de otros 82 inversores además de Aimar.

El dinero captado por el equipo español será destinado al crecimiento orgánico del club y a su proceso de internacionalización. Entre sus planes, está la compra de dos equipos latinoamericanos y será cuestión de tiempo para conocer el rol que ocupará Aimar en esta empresa, si decide tomar la batuta de las metas deportivas de esos conjuntos.

Estrellas que se suman a los ESports

Los casos de Oberto y Aimar son solo algunos dentro de una amplia gama de deportistas que invirtieron su capital en los ESports. Figuras internacionales, aún en actividad, se inclinaron recientemente por apostar al crecimiento y desarrollo de este mundo.

En la NBA encontramos varios: Stephen Curry, estrella de los Golden State Warriors, es uno de los principales inversores desde 2018 de TSM, de los más populares equipos profesionales del norte. Así mismo, otros basquetbolistas como Andre Iguodala y Kevin Durant -con una franquicia propia- siguieron caminos similares.

Shaquille O’Neal y Michael Jordan, desde su retiro, aportaron lo suyo: la ex estrella de Los Ángeles Lakers es inversor de NRG ESports, principal contendiente en Fortnite. El ídolo de los Chicago Bulls, por su parte, invirtió casi 23 millones de dólares en el equipo Team Liquid.

La estrella de la Fórmula 1 también se sumó al mundo del deporte electrónico

El fútbol no se escapa al fenómeno. Antoine Griezzman, futbolista del Barcelona, fundó junto a su hermano el equipo Grizi ESports. Otro jugador “culé”, Gerard Piqué, fue el principal impulsor de la creación de la Liga EFootball en España, con el videojuego Pro Evolution Soccer. Otro caso español, pero desde el automovilismo, es el de Fernando Alonso. El dos veces campeón del mundo en Fórmula 1 es dueño del equipo FA Racing Logitech.

El camino por recorrer en el mundo ESports continúa siendo largo, pero la meta está cada vez más clara. Sumado a la situación de pandemia que imposibilitó la práctica normal del deporte durante el año, los ESports llegaron para quedarse y romper el paradigma deportivo por completo, y las grandes estrellas ya lo saben.

Gráfico: Al Toque
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388