Encontranos

Fútbol

El ex defensor de Sporting de Laboulaye, clave en la llegada del PSG a la final de la Champions

Luis Ferrer convenció a Kylian Mbappé de rechazar la oferta de Real Madrid para quedarse en el club que se transformó en una de las nuevas potencias mundiales. El laboulayense recordó sus comienzos en las inferiores y el debut en la primera del “Rojo”.

Publicado

en

Luis Ferrer, el laboulayense que va por la Champions League con el PSG.

Este domingo el París Saint-Germain, jugará por primera vez en su historia la final de la UEFA Champions League.

Leandro Paredes, Ángel Di María y Mauro Icardi son los argentinos que forman parte del plantel del equipo francés. Sin embargo, hay otro compatriota que fue clave para que el PSG se encuentre con este presente: el laboulayense Luis Marcos Ferrer, fundamental en la llegada de varias de las figuras al club.

“Pelusa” Ferrer nació en Laboulaye el 21 de septiembre de 1975, sus primeros pasos en el fútbol los dio en las divisiones inferiores de Sporting Club de esa ciudad, y la mayor parte de su carrera la construyó en el ascenso francés.

“No podemos hablar con la prensa hasta después del partido del domingo, ni los jugadores ni nosotros”, se disculpó amablemente el laboulayense ante el primer contacto de Al Toque Deportes, aunque entendió, “el caso es diferente y el tema también” cuando le hicimos saber que nuestro deseo era conocer de sus comienzos, “Una nota para hablar de Sporting no se rechaza”, agregó.

El laboulayense Luis Ferrer (izquierda) es parte de la Secretaría Técnica del PSG y amigo personal de Kyliam Mbappé.

“Laboulaye es el lugar donde crecí, viví allí hasta los 17 años, terminé el secundario con todos mis amigos de la infancia, por suerte el fútbol no me obligó a salir de tan chiquito como pasa en algunos casos en los que hay que sacrificar a la familia y los amigos. Pude debutar en la primera de Sporting, por lo que le debo todo, estoy muy pegado y siempre me llega su información”, aseguró.

De sus comienzos, Ferrer, recuerda a Roque Márquez: “Fue mi entrenador antes de debutar en Primera, tenía mucha disciplina dentro y fuera de la cancha, y eso se lo tengo que agradecer, lo tuve desde los 12 años, justo una edad clave en la que uno se puede empezar a desviar ,pero él y el grupo de amigos me mantuvieron”.


  • Rodrigo Caballero, “el mejor arquero que sacó Laboulaye”,  Iribarren, Ghigo, Parpal, Giolitti, Della Mea, Stelkik, Carranza y Livardi,Luna, Papano, Correa, Gargiulo, Palloni, Maurino y Pascheta. Ferrer recuerda a cada uno de sus compañeros de la clase 75 de Sporting Club.

“Pelusa” detalla que en 1992, cuando estaba en la primera del club, tuvo la suerte de jugar con Ricardo Bochini. Fue en un partido amistoso entre Sporting y Atlanta, en el que el “Bocha” se calzó la “Roja” – como en toda su vida – pero en este caso la del equipo del sur cordobés.

El “Bocha”, dueño de la pelota, con la camiseta de Sporting de Laboulaye.

Sobre la continuidad de su carrera luego de debutar en la primera de la Liga Regional de Fútbol de Laboulaye, relata que a los 17 años, “fui solo a probarme en  River, quedé en quinta y llegué a tercera pero reconozco que no tenía la calidad”.

En River Plate, fue aprobado por el riocuartense Héctor Pitarch y estuvo un par de años en el club “Millonario”. Entre otros compartió plantel con Hernán Jorge Crespo y su técnico en reserva fue Alejandro Sabella. “Con quien me encontré en el Mundial de Brasil”, cuenta “Pelusa”.

Su siguiente paso fue Sarmiento de Junín. Si bien en sus comienzos jugó de 6 “metedor” y con muy buen cabezazo en las dos áreas, su posición más recordada es la de volante por derecha, tal como se desempeñó en la temporada 1996 de la Primera B Metropolitana. En ese torneo logró el ascenso a la B Nacional.

Posteriormente llegó el salto al fútbol galo. Fue en los torneos de ascenso, “Pelusa” vistió las camisetas de Paris FC (65 partidos y 5 goles) y el AC Ajaccien (16 partidos).

Cuando sus días de futbolista se terminaron, en lugar de buscar continuidad siendo DT, se convirtió en dirigente y hoy se desarrolla en el PSG, uno de los clubes más poderosos de los últimos años.

Comenzó en el OGC Niza, luego trabajó en el Saint Etienne y  “en 2009 me vino a buscar el PSG”, el objetivo del club, que por entonces estaba lejos de los de la primera línea de Europa, era que los ayudara a conocer el mercado argentino y sudamericano, ya que a ellos siempre les gustó el fútbol brasileño”, contó el laboulayense en alguna oportunidad a Infobae.


“En 2009 me vino a buscar el PSG. el objetivo era que los ayudara a conocer el mercado argentino y sudamericano”.

Ferrer sobre sus comienzos en el elenco PARISINO.

El rumbo del PSG y de Ferrer cambió rotundamente en 2012 con la llegada de Qatar Investment Authority, la empresa propietaria de la entidad. “Ellos son los nuevos dueños y cambió totalmente el club en lo económico y a partir de eso se pudo lograr esa final que se va a jugar el domingo, que la estamos esperando desde mucho tiempo, es algo único para el club y en lo personal significará que hicimos un buen trabajo”, relata desde Francia.

Pese a no poder realizar declaraciones sobre el duelo del domingo, desliza: “Sabemos todos como llega el París, pero un partido es un partido, esperemos que se dé”.

Junto al crecimiento económico del club llegó el deportivo, y en ese aspecto es donde apareció la labor del laboulayense. Fue uno de los encargados de la contratación de Kylian Mbappé, aseguran que fue “Pelusa” quien logró convencer al, por entonces, jugador del Mónaco, de continuar su carrera en la escuadra francesa desechando una oferta del  Real Madrid.

Ferrer fue el gran artífice de la llegada de Mbappe al PSG.

Blaise Matuidí fue el primer jugador que llevó Ferrer al PSG, “el hecho que llegara a la selección y fuese campeón del mundo fue una satisfacción muy grande, y lo mismo me pasó con Giovani Lo Celso, que lo traje desde Rosario Central y que estuvo en la selección, me da muchísimo entusiasmo, igual con Di María y Paredes”.

El laboulayense Ferrer junto a Ángel Di María. Este domingo van por la Champions League.

De aquellos comienzos en el fútbol amateur, y muy lejos de las luces de París, menciona a dos amigos que mantiene pese al paso del tiempo: el arquero Rodrigo Caballero y Claudio Quaglia.

Miguel Soria, unos de los referentes de Sporting recuerda: “Luis jugaba de 6, iba al frente, chocaba, saltaba y cabeceaba muy bien, era un jugador muy fuerte”.

El ex delantero también habla del “Pelusa” fuera de la cancha: “En Francia es un personaje y las veces que viene a Laboulaye sigue siendo el chico de barrio, es una persona espectacular, es uno más. Sigue siendo igual, su papá sigue viviendo acá y tiene un hotel”.

Este domingo, mientras el mundo mire con deleite la primera gran final de Champions League post pandemia, habrá en nuestra región una ciudad que estará pendiente de la suerte del PSG, y de “Pelusa”, ese pibe que prometía con la 6 de Sporting,  y que hoy, desde los escritorios está colaborando en la construcción de esa nueva potencia del fútbol mundial.

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388