Encontranos

Efemérides

El fútbol llora otra pérdida

Este domingo partió cielo arriba Miguel Angel Ayala. El “negro” tenía 68 años. Un “5” que marcó época en la historia de nuestro fútbol regional, del Osasuna FC de su natal San Basilio a la consagración con la Fusión Moldense. Como entrenador fue un verdadero formador.

Publicado

en

Miguel Ángel Ayala, el "negro", dejó este mundo este domingo 1 de noviembre.

“Amigos del fútbol, buenas tardes”. Así iniciaba Miguel Ángel Ayala cada entrevista periodística. Futbolero de alma y gran batallador del fútbol doméstico. Respiraba fútbol. Este domingo la noticia enluta al sur de la provincia. Falleció el “negro” a los 68 años de edad. Se lo extrañará mucho, desde aquel “5” invencible de los ’70 a éste formador lleno de sapiencia.

En su San Basilio natal vistió la camiseta de Osasuna FC en los viejos torneos organizados por la Liga Regional de Sampacho y Coronel Moldes. Allí creció a puro clásico contra Atlético San Basilio y Central Córdoba sumado a grandes choques frente a los tradicionales animadores de la extinta liga.

El tiempo trae recuerdos y viejas alineaciones en las que el “negro” dio sus primeros pasos. En 1969 la formación base de Osasuna era: Rodríguez; Chacón, Chirino, Bustos; Larrea, Ayala, Azcurra; Miranda, Benítez, Villegas y Aguirre. También jugaban Spinetta, Testa, Liendo, Chiappero. Al año Ayala se sumó a Toro Club para iniciar un largo camino en el fútbol de Coronel Moldes.

En 1971 Osasuna FC homenajeó a Chacón y Ayala por su pase a Toro Club (Diario La Calle).

En nombre de Miguel Ángel Ayala creció al compás de Toro Club. En 1972 el cuadro “azulgrana” ganó de forma invicta el Torneo Preparación de la Liga Regional de Río Cuarto y luego de un par de temporadas magras llegó el turno de la Fusión Belgrano-Toro. El “5” se ganó el respeto de los propios y adversarios, siendo un bastión en el equipo. Rápido, fuerte, con potrero y picardía en el uso de artilugios, el “negro” se convirtió en un jugador emblemático de la época.

Justo ayer se cumplieron 43 años del primer título moldense en la Liga Regional de Río Cuarto. Un 30 de octubre de 1977 el elenco dirigido por Juan Nawascky vencía por penales a Banda Norte en la tercera final jugada en cancha de Estudiantes y gritaba campeón. Ayala fue pieza clave en la estructura de un equipo para el recuerdo. La estadía del “negro” perduró hasta el 1985, momento en que se disuelve la unión de los tres clubes moldenses.

Síntesis

Banda Norte: Raúl Domínguez; Colauti, Rodríguez (Cáceres), Rosales y Amaya; Montes (Miranda), Battaglino y Aimar; Pereyra, Torres y Acosta. DT: Félix Medina.

Belgrano-Toro: Matillas; Aguirre, Giordanino, Garnero y Domínguez; Benedetti, Ayala y Bovio (Berardo); Echegaray, Gabasio y Arrieta (Pederiva). DT: Juan Nawascky.

Goles: a los 16′ PT Gabasio (BT), 25′ PT Battaglino (BN), 27′ PT Acosta (BN) y 32′ PT Ayala (BT).

Serie de penales: Belgrano-Toro 5 – Banda Norte 4. Para los moldenses convirtieron Giordanino, Gabasio, Domínguez, Pederiva y Benedetti, mientras que Echegaray, Ayala y Berardo fallaron. Para el “verde” señalaron Pereyra, Cáceres, Rosales y Domínguez, en tanto que Miranda, Torres, Aimar y Amaya erraron sus disparos.

Árbitro: Ángel Alberto Pivetta (Mendoza).

Cancha: Estudiantes. Recaudación: 230 millones de pesos.

Plantel de la Fusión Belgrano-Toro campeón oficial 1977.

El entrecejo ceñido de jugador mutó a una mirada templada de sabio. Como entrenador registró una extensa trayectoria por clubes del sur provincial. Sobre todo se destacó en la formación de jugadores gracias a un encomendado trabajo en divisiones infantojuveniles.

En la Liga Regional de Río Cuarto tuvo pasos en Deportivo Municipal de Adelia María (entre 1990, 1991 y 1993), donde dejó un grato recuerdo, y en Everton Club Moldes encontró su lugar. En el “panza” sembró en las categorías formativas y cultivó en los planteles superiores. Sin dudas que el “broche de oro” –como él mismo lo definió- fue el ascenso en 2018. La vuelta evertonista al plano liguera fue total. Ésa fue su despedida de la entidad moldense, una despedida digna y acorde a lo que significó Ayala para Everton.

El reposo del campeón. Miguel Ángel Ayala luego del ascenso de Everton en 2018.

Se fue una gran persona que dejó mucho para ser recordado siempre. Como jugador queda la imagen de un caudillo en el medio campo y como entrenador queda la enseñanza de un formador.  Allá va el “negro” cielo arriba con el pecho inflado como cuando jugaba y con la mirada noble de un sabio de la vida.

Gráfico: Al Toque
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388