Encontranos

Fútbol

Juan José Irigoyen: “La vuelta a Boedo será la gran satisfacción de nosotros los hinchas”

El ex goleador con pasado en San Lorenzo de Almagro dejó sus impresiones tras el primer aval de la Ley de rezonificación del predio del club para habilitar la construcción del nuevo estadio. La sanción fue festejada por toda la familia “azulgrana”.

Publicado

en

Pitarch e Irigoyen. Campeones en tercera división en 1972.

“Viví ahí, a ocho cuadras del Gasómetro. Comía en los alrededores, en lo de Panta y Pepe, y me identifiqué con la pasión de esa gente. Te hacés hincha de San Lorenzo por la pasión con la que viven por los colores. Me hice hincha yo y tengo dos hijos que siguieron ese camino”, así comenzó explicando Juan José Irigoyen lo que siente tras la media sanción de la Legislatura porteña por permitirle a San Lorenzo volver a Boedo.

Un 2 de diciembre de 1979 se jugó el último partido en avenida La Plata, un empate sin goles entre el local y Boca. Aquel duelo frente a Boca fue por la última fecha de grupos del Torneo Nacional. Con el empate final sin goles, ambos quedaron afuera de la segunda ronda.

El empate entre “azulgranas” y “xeneizes” no hubiera quedado en la historia si es que no significaba el último duelo del local en sus tierras. San Lorenzo sufrió de malos manejos dirigenciales y en plena dictadura vio como le arrebataban su estadio.

El 2 de diciembre del ’79 San Lorenzo jugó su último partido en Boedo. Hugo Gatti atajó un penal para Boca en el 0-0 final.

“Siempre hubo malos manejos por parte de los dirigentes, un club tan grande siempre sufrió de esos, se quedaban con los ‘vueltos’ y dejaban en banda a todos los jugadores. Nos pasó en España, fuimos de gira a Madrid, jugamos y a la vuelta quedamos varados mientras Baliño se disparó con la plata. Desgraciadamente tuvo eso malo, pero es un club bárbaro”, recordó Irigoyen.

La historia del Gasómetro

Un 7 de mayo, en 1916, en el triunfo de San Lorenzo sobre Estudiantes por 2 a 1, el “Ciclón” inauguró el Gasómetro, mítico estadio del fútbol argentino. El club terminaría de comprar las tierras del Viejo Gasómetro recién en 1928 y, tiempo después, en 1979, el estadio sería rematado. La cancha estaba ubicada en avenida La Plata al 1700.

Su capacidad alcanzaba los 75 000 espectadores, que lo convertía en el estadio más grande de la Argentina hasta la construcción del estadio de Racing Club de Avellaneda, inaugurado el 3 de septiembre de 1950, con capacidad para 100.000 espectadores, reducida a 66.000 en la década de 1990 y la ampliación del Monumental de River Plate que actualmente alberga a 67.000 simpatizantes.

“El estadio era extraordinario, tenía mucha vida fuera del fútbol también, había actividad en vóley, básquet. Estaba cerca de Capital, en pleno centro, en Boedo, esa construcción lo hacía un club modelo. Además ya había logrado la identificación en el barrio, los negocios donde entrabas tenían las paredes pintadas de azul y rojo, la gente era toda de San Lorenzo, hasta los gallegos que había – fanáticos de Barcelona – amaron el club”, aseguró Irigoyen, quien pasó por el “ciclón” entre el 72’ y 74’ tras llegar proveniente de Estudiantes.

El imponente Gasómetro. El primer estadio de San Lorenzo ubicado en Boedo.

Sanfilippo, gloria del ciclón, habla de los tablones del gasómetro que se llevó a su casa.

Entre el ’78 y ’80 se consumó la expropiación del Viejo Gasómetro. Con el club envuelto en deudas y presionado por el intendente de facto de la Ciudad, el Brigadier Osvaldo Cacciatore, San Lorenzo terminó perdiendo el estadio, que fue recién demolido dos años después.

Se vendieron las dos manzanas que cerraban las calles Muñíz y Salcedo por un monto aproximado a los ocho millones de dólares. El comprador fue la firma supermercadista francesa Carrefour, que poco tiempo después copó la manzana con una nueva sucursal.

Para más males, el 15 de agosto de 1981, San Lorenzo de Almagro se convirtió en el primer equipo denominado grande de la Argentina en descender a Segunda División, luego de perder 1-0 ante Argentinos Juniors en el estadio de Ferro.

En el ’82 volvió y a partir de ahí comenzó una lucha con intensidad por recuperar sus valores: La vuelta a Boedo.

Intro de OSVALDO WEHBE EN RADIO CONTINENTAL con motivo de un nuevo aniversario del cierre y desaparición del gasómetro.

En el medio construyó otro estadio. Hecho no menor. El Nuevo Gasómetro, denominado oficialmente Pedro Bidegain, fue inaugurado el 16 de diciembre de 1993, luego de 52 semanas de construcción y bajo la presidencia de Fernando Miele. Se encuentra en la avenida Francisco Fernández de la Cruz, entre las avenidas Perito Moreno y Varela, en el barrio de Flores.

El Nuevo Gasómetro, inaugurado en 1993. Segundo estadio del “ciclón” tras la expropiación del viejo Gasómetro.

Hace 27 años que San Lorenzo es local en su nueva cancha, allí consiguió la única Copa Libertadores que tiene en su historia y un sinfín de títulos locales e internacionales más. Pero nunca se sintió cómodo, el sentido de pertenencia está en otro lado. Es por eso que la lucha siguió. Hinchas, socios, jugadores y dirigentes continuaron con la gesta para lograr el retorno. De la mano de Matías Lammens y Marcelo Tinelli la resurrección llegó.

El jueves 15 de noviembre de 2012 la Legislatura Porteña de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en sesión ordinaria, aprobó el proyecto de Restitución Histórica con 50 votos positivos y ninguno negativo. De esta forma San Lorenzo recuperó sus terrenos en avenida La Plata y comienza el proceso de negociaciones con el hipermercado francés.

El viernes 15 de noviembre de 2013 tras cumplir 1 año los hinchas marcharon a Plaza de mayo con 110 000 personas. Tras cumplirse que El ciclón vuelva a Avenida la Plata el 9 de noviembre de 2013 comenzó a construirse el polideportivo.

El viernes 4 de abril de 2014, el club firma un convenio con la cadena de supermercados Carrefour para la devolución del predio, dejando estipulado que la sucursal del supermercado pasaría a una esquina del mismo, estimándose finalización de la construcción del nuevo estadio para 2025.

El domingo 30 de junio de 2019, se convocó a los hinchas a una vigilia histórica con presencia de más de 100.000 hinchas, la dirigencia y figuras destacadas relacionadas al club como ex jugadores, famosos y artistas, con motivo de celebrar la posesión efectiva de los terrenos en Av. la plata el lunes 1 de julio de 2019. Entre las glorias del club que asistieron al evento se encontraban José Sanfilippo, Héctor Scotta, Leandro Romagnoli y Alberto “Beto” Acosta entre otros.

Este jueves 19 de noviembre no será uno más para la familia “azulgrana”. Los diputados establecieron con 57 votos positivos y una abstención las nuevas normas urbanísticas para el polígono comprendido entre Avenida La Plata y las calles Inclán, Mármol y Las Casas, donde estuvo el Gasómetro hasta que en 1979 la dictadura militar se lo expropió a San Lorenzo.

Si bien fue un gran paso, no fue el definitivo. Se trató de una primera sanción de la ley y no la final dado que este tipo de normas, como contienen cambios de zonificación, requieren de una “doble lectura”. Se prevé que para el 2021 esté el cambio de normativa urbana.

La vuelta a Boedo será la gran satisfacción de nosotros los hinchas. Es lo más lindo que se va a lograr en la historia, porque siempre se luchó por eso. Seguí de cerca el trabajo que hicieron los dirigentes y gente vinculada al club y celebro mucho que se vuelva. Desde aquel momento en los ’70 hasta ahora logré quererlo mucho a San Lorenzo. Tuve la posibilidad de recorrer esas calles de avenida La Plata hace unos años con uno de mis hijos y la emoción fue tremenda”, cerró J.J.

Equipo campeón en tercera división en 1972 en el Viejo Gasómetro.

A cuatro décadas de aquel fin, la vuelta de San Lorenzo a Boedo nunca estuvo tan cerca. Tras tomar posesión de los terrenos a mediados de este año y ver cómo se fue yendo el supermercado Carrefour, el próximo paso logrado fue avanzar con la rezonificación, contemplada en la Ley de Restitución Histórica, para empezar a encarar la construcción del nuevo estadio.

El Nuevo-Viejo Gasómetro

San Lorenzo busca volver a sus raíces en todo sentido: no sólo va a construir un estadio que tendría una capacidad para 45.000 espectadores y una altura máxima de hasta 38 metros, sino que también plantea la habilitación de una serie de instalaciones vinculadas a servicios sociales, como una escuela primaria y una secundaria, una dependencia policial y una de bomberos, la posibilidad de instalar más comercios, un museo, un hotel y hasta un cine. Tal cual sucedía hace 40 años atrás, cuando en el Viejo Gasómetro se jugaban partidos de fútbol, había murgas y otras tertulias sociales.

El Nuevo Viejo Gasómetro llevaría el nombre de Papa Francisco.

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388