Encontranos

Fútbol

La esgrima, el deporte que podría imponerse en la “nueva” normalidad

Distanciamiento social, mascarilla, uso de guantes y un traje de kevlar justifican a una disciplina que puede encontrar repercusión en época de pandemia. Qué es, cuándo inició y cómo es la actualidad en Córdoba, en detalles.

Publicado

en

La esgrima, el deporte que puede imponerse en la nueva normalidad.

Hace 187 años, el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, intrigado por la práctica de la esgrima – que sólo la había visto como forma de combate en guerras – invitó a su casa de Palermo a dos maestros en la materia para un asalto con cierto tono de rivalidad.

Andrés Facundo Cesáreo derrotó al maestro Lamesa, amigo del Brigadier, en el evento oficial que organizó el jefe de estado. La victoria del español, con cierto prestigio internacional, molestó a Rosas, quien decidió, con total autoritarismo, suspender la práctica que sólo había tenido un duelo oficial.

Juan Manuel de Rosas, nacido como Juan Manuel José Domingo Ortiz de Rozas y López de Osornio, fue un militar y político argentino.

La esgrima y Cesáreo retornaron en 1879, luego del fallecimiento del político argentino. A partir de la fecha, la disciplina de espadas, guantes y traje comenzó a desarrollarse en nuestras tierras.

El duelo de espadas más recordado por los libros de historia argentina sucedió un 6 de septiembre de 1897 entre dos hombres fuertes de la política. Algo que por estas épocas parece inimaginable.

Dos radicales. Distintas ideas. Lisandro de La Torre, rosarino de nacimiento y partícipe importante de la creación de la Unión Cívica Radical (en 1891), angustiado por el suicidio de su gran amigo Leandro N. Alem batió a duelo a otra eminencia como Hipólito Yrigoyen.

De La Torre acusaba a Yrigoyen de provocar la debacle del partido y fue así, que con padrinos del duelo de por medio, lo citó en un galpón de Catalinas Sur, en el puerto de Buenos Aires. Yrigoyen dejó a De La Torre elegir armas de combate confiando en que iba a ser a golpes de puño.

Sin embargo, el joven que por entonces tenía 28 años eligió las espadas para medirse ante el político de 45. Lisandro era ducho en el arte de la esgrima, es por eso que tomó esa iniciativa.

El resultado no fue el esperado dentro de las apuestas. Fue un duelo de media hora y el que llevó las de perder fue el rosarino, quien terminó con heridas en la mejilla, nariz, cabeza y brazo. Yrigoyen sólo acusó un golpe en un costado de su tronco.

Para ocultar la cicatriz, De la Torre usaría barba el resto de su vida.

Lisandro De La Torre (segundo de derecha a izquierda) en la inauguración del estadio de Newell’s Old Boys.

El más significativo duelo que tuvo Argentina, entre funcionarios y con tono de rivalidad política, fue uno de los últimos. A partir del 1900, la esgrima deportiva reemplazó a la de los duelos y empezó a desarrollarse en distintos puntos del país.

La esgrima es parte de los cinco deportes olímpicos originales y, pese a sus comienzos violentos, ahora es un deporte sumamente seguro. Sumado a la espada (que no es más de hierro), se deben utilizar guantes, mascarilla y un traje de kevlar -el mismo material que se usa para fabricar chalecos antibalas.

En tiempos de coronavirus, distanciamiento social y entrenamientos bajo estrictos protocolos sanitarios, la disciplina de la espada podría imponerse con fuerza entre los amantes de la práctica deportiva.

Quien nos brindó más detalles fue el especialista en la materia Daniel Marcelo López Paz, profesor y practicante de esgrima desde hace más de cuarenta años.

“La esgrima olímpica viene de tomar bases de la guerra y se convirtió en deporte. Lamentablemente tiene dos grandes prejuicios que hay que desecharlos: uno es que la gente tiene el preconcepto de que sólo los de plata lo pueden practicar, y no, la gran mayoría que se dedica no es de poder adquisitivo. La única complicación está en el inicio, en la compra de los elementos, al ser importados salen caros. Y el segundo prejuicio es que lo ven como un deporte peligroso, no es así, ahora se fabrican elementos de plástico en China y Europa y son sumamente inofensivos”, aseguró López Paz.

El profesor con residencia en Córdoba capital hecha por tierra los dos prejuicios que la sociedad tiene hacia la disciplina. Las armas (espadas) en la actualidad son templadas, se quiebran una vez que toman contacto con el cuerpo del rival. Además, quien comienza a practicar la disciplina con intenciones recreativas sólo debe pagar la cuota social en un club que ofrezca la esgrima. La gran mayoría de los clubes tienen material para prestar a los principiantes.

Si el deportista comienza a tener aspiraciones de competencia, ahí sí debe adquirir el equipo completo que requiere la disciplina. Que aproximadamente ronda entre los 100 y 150 dólares.

“La actividad fuerte en Córdoba se da en la escuela de Aviación Militar, en el colegio Monserrat y en la Universidad Nacional. Estuve muchos años dando clases en la Universidad, luego me fui 10 años a la Patagonia y desde el 2006 estoy en Córdoba dando en una academia particular que se llama Fundación Educar. La idea que tengo es incorporar el Pentatlón moderno, creo que también se podría incorporar en el Jockey Club Río Cuarto, fui el año pasado con esa idea”, detalló el profesor.

https://www.instagram.com/p/B2ZfN–AwbV/
López Paz brindó una exhibición en el jockey club río cuarto en septiembre del 2019.

La esgrima fue incluida en todas las ediciones de los Juegos Olímpicos, desde 1896 hasta ahora. El desempeño argentino en la esgrima ha sido bueno históricamente, con un bronce olímpico en 1928 y múltiples campeones panamericanos. El máximo representante nacional en categoría masculina es Stefano Iván Lucchetti, integrante de una gran generación de esgrimistas.

Stefano Iván Lucchetti, integrante de una gran generación de esgrimistas argentinos.

La única medalla olímpica que tiene Argentina en esgrima lleva el apellido Lucchetti por partida doble. Dos hermanos, Luis y Héctor, hijos de otro esgrimista, formaron parte del equipo de florete que ganó la medalla de bronce en los lejanos Juegos de Ámsterdam, en 1928.

En tanto, en categoría femenina, la máxima exponente es Belén Pérez Maurice, quien obtuvo múltiples medallas panamericanas, incluyendo una de oro.

“La esgrima debiera difundirse un poco más, los chicos se enganchan muchísimo. Lo he visto yo mismo en las escuelas al dar educación física. A veces lo poníamos en práctica y los chicos rápidamente se entusiasmaban por el hecho del juego. Además, hay que destacar que la esgrima desarrolla muchísimo nivel intelectual que después las personas la pueden llevar a diferentes ámbitos de la vida. En la esgrima tenés que resolver muy rápido, te da cierta gimnasia mental, concentración, focalización. El esgrimista es un analista por antonomasia”, desarrolló López Paz.

Y añadió: “Quien practica la esgrima también debe prepararse físicamente. Se trabaja mucho en la faz coordinativa y potencia, es sumamente anaeróbico. La FIE (Federación Internacional de Esgrima) le está buscando la vuelta para que sea mucho más agradable a la hora de verlo por televisión, porque la velocidad en que se desarrolla el deporte es sumamente rápida”.


El esgrimista es un analista por antonomasia.

Marcelo López paz, practicante de esgrima desde hace más de 40 años.

La esgrima es “un poco como se ve en las películas”. A espada, pero sin capa. Hecha por tierra el elitismo, la peligrosidad de su práctica y aparece como una de las opciones a tomar relevancia en épocas de pandemia de coronavirus.

“Comparto la visión de que puede ser un deporte que se imponga, pero insisto en la difusión. Es una pena que no se dicte en los colegios, porque es una disciplina de acción y rapidez en las resoluciones. En tiempos actuales podría implementarse tranquilamente con los elementos que se utilizan históricamente, lo único que habría que evitar es el contacto inicial en el saludo”, cerró el profesor cordobés, Marcelo López Paz.

En Río Cuarto no existe un centro destinado a la práctica de la disciplina, aunque desde el Jockey Club Río Cuarto ya organizaron eventos de esa índole y en la posterioridad podría ponerse en marcha el proyecto de López Paz: Traer el Pentatlón moderno.

Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388