Encontranos

Básquet

La leyenda Scola

“Luifa” compite en sus quintos Juegos Olímpicos de manera consecutiva y Tokio posiblemente marque su retiro de la actividad. Un jugador transversal a todas las épocas, camadas y generaciones que transitaron el básquet argentino.

Bruno Aricó

Publicado

en

Luis Scola, referente olímpico argentino.

Los Juegos Olímpicos Tokio 2020+1 guardan muchas historias de atletas internacionales en todas las disciplinas que se juegan mucho en sus participaciones.

Hay algunas de ellas que están bien cerca. La profética argentina la lleva Luis Scola. “Luifa” compite en sus quintos Juegos Olímpicos consecutivos, y con 41 años se convirtió en el basquetbolista de más edad en participar de un evento olímpico -junto con el español Pau Gasol-.

Sobran las palabras para describir a un tipo con una inmensa carrera, y un amor por la “albiceleste” incomparable. Hoy, es la bandera de toda una delegación, inspiración de las nuevas generaciones y de chicos que juegan al básquet en las calles de su barrio.

Sin dudas, es uno de los mejores basquetbolistas que vistió la celeste y blanca en toda su historia. Diez años compitiendo en la élite del deporte, la NBA, en donde pasó por Houston Rockets -4 años-, Phoenix Suns -una temporada-, Indiana Pacers -2 años-, Toronto Raptors -un año- y Brooklyn Nets -su temporada final-. Un total de 743 partidos jugados y 505 puntos anotados para “Luifa”.

Pero sus actuaciones con Argentina son las recordadas por todos. Integrante de la “Generación Dorada” que obtuvo las medallas de plata en el Mundial de Indianápolis 2002, la histórica medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y la medalla de bronce en Beijing 2008.

Contra todo el poder del básquet estadounidense, ante las grandes potencias europeas, Argentina prevaleció con una camada de jugadores de la talla de Manu Ginóbili, “Chapu” Nocioni, Fabricio Oberto, Carlos Delfino y más. Apenas un poco más joven, Scola se proclamó como el mejor ala-pivot nacional de todos los tiempos.

Scola fue medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 (además del bronce en Beijing 2008).

En el último Campeonato Mundial de la FIBA, organizado en China 2019, Argentina fue subcampeón de la mano de Scola. Preparándose en Estados Unidos, en una cancha especialmente construida para ese fin, “Luifa” juntó fuerzas y superó obstáculos de lesiones, cansancio y falta de competencia para llevar la bandera argentina a una nueva final del mundo. En ese torneo, Scola alcanzó la segunda marca histórica de puntos anotados en Mundiales con 611 (solo superado por el brasileño Oscar Schmidt, quien posee el récord con 906 puntos).

Scola y los Juegos Olímpicos

Si vamos a hablar de leyendas y las palabras sobran, los números son los que hablan por sí mismos.

En la fase de grupos de Beijing 2008, ante Rusia, el nacido en Buenos Aires consiguió su mejor marca en un partido olímpico con 37 anotaciones. Además, acompañó su producción con 8 rebotes, 3 asistencias, 2 tapones y un robo.

Scola en su última participación mundialista en 2019 con Argentina.

Si incluimos los dos partidos que ya disputó la Selección Argentina de Básquet en Tokio 2020, Scola acumula 561 puntos en 32 partidos jugados en su historia olímpica. Con esa marca, ocupa el cuarto puesto histórico de máximos anotadores en Juegos Olímpicos y, por supuesto, es el mejor argentino.

Además, es el séptimo jugador con más rebotes conseguidos en la historia olímpica con un total de 187 -marca que se comenzó a contabilizar a partir de Münich 1972-, y el 15° en la tabla histórica de tapones -marca que se registra desde Los Ángeles 1984-.

Scola es uno de trece jugadores que tomaron al menos 250 intentos de dobles en partidos olímpicos y ocupa el cuarto puesto total -solo superado por Pau Gasol (España), Drazen Dalipagic (Yugoslavia) y Andrew Gaze (Australia)-.

Dato no menor y que define la entrega de “Luifa” con la Selección Argentina es buscar los rivales a los que más puntos les anotó en las cuatro ediciones anteriores de Juegos Olímpicos: Estados Unidos (79) y Lituania (70), rivales durísimos para enfrentar.

Así llegó Scola a Tokio 2020, lo que seguramente sea su última presentación como basquetbolista profesional. A pesar de perder los dos primeros encuentros ante Eslovenia y España, el equipo no pierde la esperanza de clasificar a cuartos de final con una victoria ante Japón, aunque según las palabras del referente “hay que mejorar como equipo”. De cualquier manera, es el orgullo del básquet y deporte argentino que será eterno en sus fanáticos, todos nosotros.

Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388