Encontranos

Fútbol

Lobo está: Banda Norte asume el reto del fútbol femenino

Con un ambicioso proyecto, Banda Norte le dio la bienvenida oficial a una nueva disciplina en la institución: el fútbol femenino. El equipo de primera división está formado por experimentadas jugadoras que vienen de vestir las camisetas de Universidad Verde y Universidad Blanco, y con Vladimir Vera como director técnico. El objetivo será el desarrollo de infantiles y juveniles, fiel al estilo formador de la entidad “verde”. En una charla con Al Toque Deportes, la palabra del dirigente Claudio Moyano, el DT Vera y la jugadora María Donda.

Publicado

en

En Al Toque Deportes, tuvimos la posibilidad de dialogar con un representante de las tres partes del proyecto: dirigencia, cuerpo técnico y jugadoras.

“Seguimos consolidando nuestro proyecto futbolístico. Llega el fútbol femenino a Banda Norte”, dice la imagen que acompaña el comunicado oficial que el club lanzó este mismo viernes, después de la primera semana de entrenamiento del flamante plantel.

Con un equipo de primera división formado por experimentadas jugadoras que vienen de vestir las camisetas de Universidad Verde y Universidad Blanco (los equipos de la Universidad Nacional de Río Cuarto), y con Vladimir Vera como director técnico, Asociación Atlética Banda Norte comenzará a dar sus primeros pasos en el fútbol femenino. Sin dudas, una cuenta pendiente que tenía la institución, una de las más grandes de la ciudad de Río Cuarto, y así lo sentían desde adentro. “Cada vez estábamos quedando más descolgados con la realidad la Liga Regional y de la disciplina a nivel nacional y mundial. Es una obligación prácticamente que teníamos. (…) Es una decisión en general que el club crezca, que sea el club referente de Banda Norte y que sea un club con las puertas abiertas. Esto era necesario porque si no teníamos un par de puertas cerradas”, expresó Claudio Moyano, presidente de la Subcomisión de fútbol, en diálogo con Al Toque Deportes.

“El propósito es conformar un plantel de primera división con las jugadoras que se sumaron y completarlo con futbolistas jóvenes de la institución que no superen los 20/22 años de edad. Además, pensando en la proyección a futuro, se sumará la Escuela de Fútbol Femenino para las más pequeñas. También el objetivo es formar las categorías Sub 14 y Sub 16 para que puedan participar en futuros torneos oficiales de la Liga Regional de Río Cuarto”, se detalló también en el comunicado oficial del club.

Al equipo de primera división ya prácticamente conformado, el objetivo a futuro serán las bases. Es decir, el desarrollo de infantiles y juveniles, fiel al estilo formador de la entidad “verde”.

Rocío Díaz, Gabriela Ferreyra, Daniela Villarreal, Camila Gabosi, Aylén Oyola, Marilyn Traghetta y María Donda (ex Universidad Verde) y Eugenia García, Antonela Reynoso, Victoria José y Florencia Gallardo (ex Universidad Blanco) son las jugadoras que actualmente integran el plantel de las “lobas”, a la espera de nuevas incorporaciones que se vayan sumando al proyecto.


Rocío Díaz, Gabriela Ferreyra, Daniela Villarreal, Camila Gabosi, Aylén Oyola, Marilyn Targhetta y María Donda (ex Universidad Verde) y Eugenia García, Antonela Reynoso, Victoria José y Florencia Gallardo (ex Universidad Blanco) son las jugadoras que actualmente integran el plantel de las “lobas”


Todas las futbolistas nombradas vienen de integrar los dos mejores equipos que tuvo la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto desde el comienzo de los torneos oficiales de fútbol femenino, siete temporadas atrás. De hecho, son los únicos equipos en haberse consagrado campeones desde la primera edición en 2014, siendo Universidad Verde el mayor ganador.

Tras dejar atrás a los respectivos conjuntos “académicos”, se embarcaron en este nuevo proyecto con muchos desafíos por delante.

Postal del primer entrenamiento.

En Al Toque Deportes, tuvimos la posibilidad de dialogar con un representante de las tres partes del proyecto: dirigencia, cuerpo técnico y jugadoras. Entrevistamos a Claudio Moyano, Vladimir Vera y María Donda, quienes nos brindaron más detalles y contaron sus sensaciones ante este nuevo proyecto.

Claudio Moyano

– Desde lo dirigencial, que este año también iban a comenzar con futsal, ¿qué implica para el club apostar por una nueva disciplina? En esto particular del fútbol femenino, con lo que está creciendo en toda la ciudad, la región y a nivel nacional e internacional también. Apostar ustedes, con la gran historia que tienen en el fútbol, a esta primera experiencia con el fútbol femenino.

– Nosotros lo veníamos analizando ya hace algunos años. Siempre estaba la posibilidad de arrancar, había grupos o propuestas que nos acercaban al club. La realidad nuestra de los últimos años es como que siempre nos faltaba algo. Teníamos problemas de espacio físico, cuestiones de tiempo dirigencial, muchas cuestiones corrientes para darle la importancia y el respaldo a estas nuevas disciplinas, llámese femenino o futsal. Pero siempre tuvimos en mente y éramos conscientes de que, dentro del crecimiento que veníamos teniendo como institución, como disciplina fútbol masculino que hemos desarrollado con un trabajo de diez años, veíamos que quedábamos descalzados con estas cosas. Son cosas que teníamos que empezar. Este año arrancamos con más oxígeno en cuanto a los tiempos y en un predio nuevo, y ya habíamos arrancado el año con escuelita de fútbol femenino, sumado ya a lo que teníamos armado de infantiles. No habíamos podido armar un plantel de primera, y estaba pendiente. Y se dio naturalmente con el grupo que vino, congeniamos de un principio con las ideas. No es fácil encontrar tantos puntos en común como lo hicimos. Se dieron esas circunstancias de tiempo, espacio físico y el grupo. Y creemos que es el momento para lanzarnos y ensamblar el femenino al proyecto que venimos con el masculino. Esto es apuntar a las formativas. Y este plantel de jugadoras con experiencia y que tienen un renombre, a nosotros nos exige hacer las cosas bien, respaldar con trabajo y ahí va a estar el desafío nuestro. Lo que le sumemos como club y como proyecto a este grupo.


“Este plantel de jugadoras con experiencia y que tienen un renombre, a nosotros nos exige hacer las cosas bien, respaldar con trabajo y ahí va a estar el desafío nuestro”


– Un poco lo dijiste, esto de los 10 años que llevan de proceso en el fútbol formativo del masculino. Tiene una impronta de formación, de la importancia del fútbol infantil y juvenil. ¿Esa misma impronta, esos mismos objetivos tienen también a largo plazo con este proyecto?

– Sí, totalmente. Es la idea. Que venga a ser parte del fútbol de Banda Norte con los mismos objetivos, los mismos criterios, la misma idiosincrasia que manejamos nosotros. El club, más allá de lo deportivo, tiene otras cuestiones que siempre son parte. El sentido de pertenencia, el tema de que no deja de ser un club referente en Banda Norte, muchas cuestiones que acompañan a la disciplina y que son propias del club. Y sabemos que tenemos que desarrollarnos de cero. Pero estamos con esa intención. Por eso habíamos arrancado con la escuelita y ahora también se comenta desde la Liga la posibilidad de que se haga Sub 14 y Sub 16. El grupo que está, completarlo de algunas jugadoras jóvenes, que saldrá de alguna selección que se haga. A eso, agregarle inferiores y juveniles.


“Siempre tuvimos en mente y éramos conscientes de que, dentro del crecimiento que veníamos teniendo como institución, veíamos que quedábamos descalzados con estas cosas”

MOYANO EN REFERENCIA A LA FALTA DE FÚTBOL FEMENINO EN LA INSTITUCIÓN, ANTES DE ESTE INICIO

– Por todo el crecimiento del fútbol femenino y lo que se está viviendo era necesario y seguramente ustedes lo sentían así.

– Si, porque cada vez estábamos quedando más descolgados con la realidad. Descalzados con la realidad de la Liga y de la disciplina a nivel nacional y mundial. Es una obligación prácticamente que teníamos. Y naturalmente se dio ahora. Habíamos empezado con la escuela y pensado en hacer un proyecto al reves, desde abajo. Tener sub 14, sub 16 y con esas jugadoras en el futuro armar la primera. Se acelera, pero la idea sigue siendo la misma. Para nosotros no deja de ser un apoyo importante, la experiencia de ellas, la experiencia del Vlady. Armar un proyecto de cero era complicado. Esas son las piezas que nos cerraron desde un principio, Vlady que tienen trayectoria y la capacidad para manejar un grupo, que puede estar a cargo de un proyecto y ellas que también tienen un respaldo. A esto agrego que siempre con el acompañamiento del club, del presidente y el aval de toda la comisión directa. Es una decisión institucional. Es una decisión en general que el club crezca, que sea el club referente de Banda Norte y que sea un club con las puertas abiertas. Esto era necesario porque si no teníamos un par de puertas cerradas.

Vladimir Vera

– Si bien tenes una gran trayectoria como entrenador y en la escuelita tenes chicas y a veces fútbol mixto, en mayores y en fútbol femenino en sí es tu primera experiencia como entrenador. ¿Qué expectativas tenes?

– El hecho de haber entrenado con entrenamientos particulares con jugadoras de primera división siempre me despertó una inquietud de ver como se sería trabajar en el fútbol femenino. Vía que había cosas para pulir, que el aprendizaje aparecía y es un desafío que creo que va a ser muy enriquecedor. Y también que va a sacar algunas cosas más que positivas mías y del grupo.

– Los últimos meses, si bien para el deporte en general fueron difíciles, ustedes como entrenadores fue un rol muy golpeado y difícil por el parate deportivo. En tu caso te desvinculaste de Roncedo por otro trabajo para una mayor estabilidad económica, pero no relacionado al fútbol. En todo este contexto, ya tener una nueva oportunidad en el fútbol y que se adapta a tus horarios, ¿cómo vivís esta oportunidad que se te presentó?

– Si, en realidad la charla con el grupo de jugadoras empezó ya hace un tiempo y yo estaba al frente del proyecto de Roncedo y quería ver la posibilidad de hacer los dos proyectos juntos. No es que uno se cayó porque apareció el otro. Quería hacer un trabajo en conjunto y ver si podía amoldar los horarios y los tiempos. Con respecto a lo que pasó en esta pandemia, uno aprovechó para capacitarse y empezas a ver esto de que para muchos es una profesión, pero para muchos otros no. Uno le dedica tiempo, estudio, trata de ser lo más profesional que puede en lo que hace y sabe que su techo no está cerca y tiene que esforzarse y capacitarse. Y por ahí eso no va acompañado del rédito económico o el respaldo. Con respecto al femenino, cuando ya sabía que podría ser una oportunidad, fue también sentarse, empezar a conocer, más allá de una jugadora, conocer a la mujer, cómo se comporta, y sobre todo en algunos temas físicos. Hay cosas que cambian en algunos aspectos, pero en otras se puede trabajar al igual que un varón.

– En definitiva, es fútbol.

– Sí, más tomando estas dos prácticas que hemos tenidos uno se empieza a dar cuenta que en base a trabajo algunas cosas van surgir. Y aquello que uno busca y pretende inculcar a sus equipos creo que, con tiempo y trabajo, muchas cosas positivas van a aparecer.


“El pasado de ellas es con muchos atributos y títulos, pero esto es una nueva etapa. Hoy es Banda Norte”


– Sabes que son un plantel que viene de dos equipos muy exitosos como fueron Universidad Verde y Universidad Blanco, que son jugadoras de experiencia. Vos como entrenador, con esa base y con jugadoras nuevas que se sumen, ¿qué impronta te gustaría que tenga tu equipo de Banda Norte?

– Lo hemos hablado un poco con ellas también, yo creo que el pasado de ellas es con muchos atributos y títulos, pero esto es una nueva etapa. Hoy es Banda Norte, ya dejó de ser el Blanco y el Verde. Es un proyecto nuevo. Yo siempre, sea masculino o femenino, salvo que sea formativo, pero si es competitivo, me gustan los equipos que piensen en ser protagonistas, en adueñarse de la pelota. Y son cuestiones que en el poquito tiempo que venimos trabajando, ya uno quiere marcarles una línea. Es un plantel muy rico técnicamente, eso hay que destacarlo. A mí no me sorprende porque a muchas ya las conocía, pero facilita mucho el trabajo. Y al tener roce y experiencia en eso hace que los conceptos se vayan asimilando mejor.

María Donda

– Como jugadoras tomaron la decisión de dejar la “Uni”, de dejar esos dos equipos exitosos que fueron Universidad Verde y Universidad Blanco, y de arrancar un nuevo proyecto, supongo que significó todo un desafío de parte de todas. En esa idea de ustedes de formar algo nuevo, ¿por qué eligieron Banda Norte?

– Lógicamente salirse de la comodidad o de lo que, de alguna manera, era mantener el éxito, por llamarlo de alguna manera, no es fácil. Tomar la decisión no es fácil. Pero creo que incluso la pandemia fue la que nos movilizó, nos cuestionó la posibilidad de charlarlo, de hablarlo. Sin dudas fue y es un desafío proponerlo para nosotras, para todas las que hoy estamos y que decidimos ser parte de esto. Creo que lo más lindo de este desafío es lo raro de esto, de juntar jugadoras de dos equipos rivales. Ya de por sí en la Uni era raro que dos equipos contrarios entrenaran juntos, que después era el clásico rival. Eso ya habla bien del grupo, de lo humano. Y me quedo con una palabra que ya la dijo Vlady, y ya la dijo también desde el primer día, ser protagonistas. Creo que esa palabra engloba mucho a lo humano, a lo deportivo, al compromiso. Sin dudas fue un desafío, una ambición por ahí. De desarrollar también la parte personal de cada una y que el fútbol femenino siga creciendo, para la Uni misma. Y sin dudas llegar a Banda Norte, creo que los que somos de acá, siendo hinchas o no, como institución gusta mucho. Y nos gustó más cada vez que nos sentábamos a hablar, porque como dijo Claudio se dio tan natural y descontracturado. Fue mucho más llevadero. Algo que nos atrajo mucho fue la parte de lo social que tiene el club.


“Sin dudas fue y es un desafío para nosotras, para todas las que hoy estamos y que decidimos ser parte de esto”


– Dijiste la palabra y es un poco creo que lo que resume lo que están buscando. La palabra desafío. Esto de salirse de un éxito casi asegurado que tuvieron durante las últimas temporadas con la Universidad. Ustedes como grupo de jugadoras, ¿cuál creen que es ese desafío que están buscando con este proyecto?

– Lo grupal es el primer desafío por esto que ya mencioné de juntar jugadoras de dos equipos rivales. Pero lo deportivo también. Por eso queremos estar a la altura del DT que vamos a tener. No deja de ser una necesidad de no estancarse, de buscar un desarrollo, seguir creciendo en lo deportivo. Creo que hoy, van de la mano esas dos cosas. Más teniendo en cuenta que Banda Norte nos propuso en todo momento esto de lo formativo. Vamos a ser de alguna manera la base o la referencia de lo que vaya a venir, o sea que para nosotras es una gran responsabilidad. Creo que es un poco de todas esas cosas. La responsabilidad de dar el puntapié inicial en una institución tan grande como Banda Norte, estar a la altura del DT, sentirnos acompañadas por la dirigencia, lo grupal, lo humano. Es tan amplio que eso lo hace ser interesante, atractivo, desafiante.


“Vamos a ser de alguna manera la base o la referencia de lo que vaya a venir, o sea que para nosotras es una gran responsabilidad”


– Una palabra que dijeron los dos, Vlady y vos, fue “protagonistas”. Si bien es un proyecto nuevo, y en un club que por primera vez va a tener la disciplina de fútbol femenino, no deja de ser un proyecto con un DT y unas jugadoras con mucha experiencia. Son un equipo nuevo entre comillas. De entrada, seguramente esa cuestión de candidato ya la tienen puesta. ¿Cómo lo sienten a eso?

– Vladimir Vera: “Yo creo que eso no nos asegura nada. Eso es algo que es una gran responsabilidad que vamos a tener por lo que creemos que ser y por lo que vamos a tener que demostrar día a día. No únicamente desde el juego, sino que también hago mucho hincapié en el sentido de pertenecía. El club tiene una identidad y ellas van a tener que adoptar un comportamiento acorde al club y acorde al crecimiento del fútbol femenino. Ser más profesionales, trabajar de otra manera en el juego e ir creciendo como amerita este proyecto. Pero los nombres, y las trayectorias cuando se siente el pitazo inicial de un juego, juegan once contra once. Ahí tenemos que demostrar el trabajo.”

– María Donda: “Para nosotras ya quedó todo eso atrás. Si bien amamos la “Uni”, fue nuestro gran pasado, ahora es vista al frente. Y hay que ser muy consecuente con la magnitud de todo esto. Creo que, si abrís el espectro de todo lo que significa, es eso, una gran responsabilidad. Tratar de ser lo más profesionales posible, por acompañar el proyecto, por seguir engrandeciendo la institución que por sí sola ya lo es. No hay mejor manera que demostrarlo, en lo deportivo y también atrás de eso hay muchas cosas que el fútbol femenino necesita y mucho más a nivel local. La evolución y el desarrollo que se logró en el fútbol femenino fue grande y al mismo tiempo fue rápido, en esos dos parámetros por ahí se descuidan las transiciones o los desarrollos que hacen que sean consolidados y duraderos los proyectos. Queremos dejar esa premisa y tratar de acompañar a las que vengan de abajo.”

Fotos: Al Toque
Redacción Al Toque

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388