Encontranos

Fútbol

Restricciones: los complejos de fútbol, nuevamente en la cornisa

La organización del fútbol amateur es otra de las áreas afectadas tras las nuevas medidas del Gobierno de Córdoba. Desde el sector expresan que es necesario manifestarse ahora para no sufrir las mismas consecuencias que el año pasado.

Iván Ortega

Publicado

en

El pasado viernes 30 de abril el Gobierno de Córdoba anunció una serie de medidas restrictivas para intentar atenuar el impacto de la segunda ola de coronavirus sobre el país.

Entre la batería de normas que restringen o prohíben diversas actividades, se encuentra un artículo que trata sobre lo que ocurre con la práctica recreativa, tanto en lugares cerrados como abiertos. Esto es un tema de suma importancia para los cientos de argentinos que se reúnen al menos una vez por semana para despuntar su gusto por el deporte en las canchas de los diferentes complejos que se ofrecen a lo largo y ancho del país.

Pero más allá de los clientes, también se generó una profunda preocupación en la intimidad de las cientos de familias que viven de la actividad.

Los complejos de fútbol llevaban cinco meses de apertura, con protocolo sanitario, tras estar parados durante casi todo el año pasado por situación de pandemia.

Cuando se reabrieron las canchas de fútbol en noviembre del año pasado, luego de permanecer cerradas por más de ocho meses, lo hicieron con normativas que velaban por el cuidado de los jugadores.

En los establecimientos, que tenían que estar al aire libre o ambientes bien ventilados, debía haber elementos sanitizantes; solo una persona podía entrar a la administración para pagar la cancha; los jugadores del partido debían usar barbijo hasta el momento de ingresar a la cancha; y los vestuarios permanecían cerrados.

Desde este 1 de mayo hasta el 21 del corriente inclusive, los establecimientos de fútbol se vieron afectados por todas las restricciones que incluyen al deporte amateur y es otro sector que alza la voz.

Qué dicen

“Lo primero que hay que decir es que acá hubo injusticia. Porque están yendo contra los más débiles, contra un grupo de gente que no tiene representación. Esto tiene que ver con que hay otros sectores productivos que tienen cierta representación, con gremios y delegados y son más difíciles de cerrarlos. Creo que a nosotros nos vendría bien estar mejor representados desde el fútbol amateur para tocar un montón de temas, en este caso el del COVID y los complejos”, indicó Martín Beltriti, organizador de los torneos en Banco Nación y Ranqueles.

Beltriti también detalló los diferentes puestos de trabajo que se ven afectados por las nuevas restricciones: “Acá no sólo se ve perjudicado el dueño del complejo, que hace más de un año que viene con deudas, sino también el que vende los materiales deportivos, la sanidad, seguridad, árbitros, el que te brinda los alimentos para la cantina y hasta el chico que alcanza pelotas que se gana los primeros mangos. Este es un circuito muy grande que también ayuda a la economía”.

“Nosotros estuvimos ocho meses cerrados, no solamente que no generamos, sino que nos endeudamos. Ahora si nos vuelven a parar por tantos meses así volvemos a correr detrás de las deudas”, dijo el organizador.

Los complejos vieron habilitada su apertura en noviembre pasado, en ese momento lo hicieron con normativas que velaban por el cuidado de los jugadores, árbitros y organizadores. Es por eso que fueron los únicos que presenciaron cada partido. Meses después la habilitación se extendió y hubo presencialidad más general en los estadios.

“Apenas abrimos tuvimos los protocolos de seguridad con nosotros y los respetamos a rajatabla. Después hay que hacer una mea culpa y decir que hubo cierta relajación, igualmente nunca tuvimos noticias de que en los complejos al aire libre haya habido contagios masivos”, comentó Beltriti.

“Creo que estableciendo nuevamente los protocolos que ya existían y llevando un control riguroso por nuestra parte y por el COE podemos volver, porque si permanecemos cerrados se aumentan la clandestinidad, la gente no se queda en su casa, va a ir a cualquier campito a jugar al fútbol y sigue siendo mucho más peligroso”.

“Este reclamo es para hacernos escuchar y que se termine la incertidumbre. Nosotros aguantamos hasta el 21, pero el temor pasa porque nos vuelvan a cerrar por tres, cuatro o cinco meses como ya hicieron. Hay muchas familias que viven de esto y tienen al fútbol amateur como un trabajo esencial”, cerró el organizador de Banco Nación y Ranqueles.

Redacción Al Toque

Este artículo es fruto del trabajo autogestionado de Al Toque Deportes. Estamos preparando un modelo para que nos acompañes y estemos cada día más cerca.

Continuar leyendo
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388