Encontranos

Fútbol

Se fue el “Porteño” Muñoz, una referencia en el arbitraje local

Raúl Roberto Muñoz falleció en la noche de este viernes tras atravesar una dura enfermedad que afectó sus pulmones a la edad de 66 años. El “Porteño” fue una eminencia en el arbitraje de Liga Regional de Río Cuarto, llegó a la ciudad hace más de 40 años y se quedó para siempre. A continuación, recordamos una entrevista realizada por la revista Estadios, con motivo de los 25 años de carrera cumplidos en 2017.

Publicado

el

Se fue el “Porteño” Muñoz, una referencia en el arbitraje local.

Raúl Muñoz fue ´El Porteño´ para cualquier futbolero de Río Cuarto, en su momento el mejor pero siempre polémico, le gustaban los partidos enredados y sacarlos hablando con los jugadores, era protagonista desde el arranque, petiso con caminada desafiante y los pelos parados, tal como se lo ve hoy por la calle.

En octubre (2017) cumplirá 25 años de haber sido designado árbitro nacional. Antes de agarrar el referato fue promesa de jugador y chofer de colectivo “en Buenos Aires manejaba el ´cole´ de la línea 81, Primera Junta a San Martin, un año y medio, así que empecé a dirigir sabiendo lo que era que te puteen”.

Hincha de Boca y Estudiantes de Caseros “a muerte, acá nunca tuve club, pero me tira el barrio Santa Rosa vivía en 25 de Mayo y Las Heras” (NdeR a pasitos de la cancha de Municipal).

Llegó a Rio Cuarto por un problema de salud de uno sus hijos, que no podían seguir respirando el aire de la Metrópolis, tras bregar por un traslado en ENTEL que nunca llegó, renunció y se vino ´Al Imperio´, luego de buscar trabajo en varias partes llegó al arbitraje, una profesión que ya había probado en su Caseros natal.

 “Me presento en la Liga, y justo estaba Miguel Ángel Rivarola y le dije: ´vengo de Buenos Aires y soy árbitro´, justo viene Don Hermes Bilbao y me toman una prueba, la hice en 20 minutos, me presenté el jueves a la noche y el viernes al mediodía me llamaron para que pase a retirar la designación para jugar”.

Llegó el 25 mayo de 1981 a Río Cuarto con su familia, luego de varios viajes solitario, y en junio comenzó con la ropa negra: “Me designaron a un partido de cuarta división en la cancha de Herlitzka de Las Vertientes, el árbitro de primera era Bolaños y los jueces Pedro Barrionuevo y Epifanio Amaya. En la primer jugada, en el saque, el 9 local la juega dos veces y le cobro el tiro libre y ahí empezó mi carrera”.

Ese fue el comienzo con una jugada que es muy poco común pero tenía que pasar algo de eso en el debut de un tipo raro como “El Porteño Muñoz” ¿Cómo siguió su carrera? Al mes y medio jugué final de cuarta entre Centro Cultural Alberdi  y Estudiantes, en Alberdi, me fueron a ver, me fue bien en ese partido y a las tres semanas me prueban en Primera B.

¿Qué sabía del futbol de Río Cuarto antes de llegar? Que existía Estudiantes.

¿Antes de ser árbitro fue futbolista? Yo jugaba de 7 en Estudiantes de Caseros, era rápido y vivo, con picardía. Dejé a los 16 porque me vinieron a buscar de San Lorenzo y mi vieja no firmó los papeles porque quería que terminara los estudios… ¡me mató!, pero eso era normal en aquella época, los viejos querían que termine los estudios. Y a los 19 me llevó mi hermano a hacer el curso de árbitro. Pero me agarré un ´motón´ con doña Carola que no jugué más.

¿Era buen alumno? Me defendía bien no era un bocho, la oportunidad de estudiar la tuve pero mi novia quedó embarazada y empezó el problema de buscar trabajo.

Muñoz empezó a dirigir en torneos comerciales en Parque Saavedra, “tenía un año de teoría y en el segundo te probaban como asistente, te pagaban el viático para ver si tenías vocación”.

¿Qué estilo tuvo? Era el que más hablaba con los jugadores, yo les decía ´no te cobré porque te tiraste antes que te toque´ y siempre, incluso hoy, camino sin que me quieran boxear. Yo estaba un paso adelante del jugador, sabía dónde iba a ir la pelota o qué iba a hacer el jugador. El Castrilli de Río Cuarto era Ricardo Pierangeli, con él sabías que a la tercera te ibas.

¿Tuvo una oportunidad en AFA, qué pasó? (Guillermo) Marconi me ofertó ser línea a pesar de que por cuatro años fui el mejor árbitro de la provincia y le dije que no, que me sentía capacitado para ser árbitro y seguí dirigiendo Argentino A.

¿Es cierto que una vez expulsó a uno de los jueces de línea? ¡Nooo! Nunca eché a uno, no tuve la oportunidad, el reglamento lo permite pero es un invento que me hicieron. ¡Si alguno me daba la oportunidad lo echaba!

¿En los partidos calientes estaba más cómodo? Sí. Me gustaban, los vivía intensamente, entrás duro y lo encaminás, si entrás blandito no lo encaminás más, con el primer pitazo va por la vereda. Hay jugadores que te medían en las primeras 2 o 3 jugadas.

¿De qué jugadores difíciles se acuerda? Por la habilidad, ´el turquito´ (Miguel Ángel) Jaluf en Estudiantes e Italiano. Juan Siravegna era un señorito y colaboraba con el árbitro.

Época difícil la que le tocó: Provinciales,  primeros Argentinos, dirigentes muy vivos, poca seguridad, se hablaba mucho de los aprietes de los dirigentes, ¿Algún dirigente intentó arreglarlo? ¡Siii! Lamentablemente. ´Si vos te crees amigo mío no me vengas a hacer la oferta porque no entro  les respondí, todos podrán decir un montón de cosas, yo soy abierto y sos amigo mío, pero no hablemos más del tema. Comentó que fue su respuesta en esos casos. ¡Sino yo no andaría en estos momentos pedaleando en bicicleta con la edad que tengo!

¿Qué es lo más difícil de ser árbitro en Río Cuarto? El roce permanente con el jugador, el dirigente, el hincha en la calle, te lo encontrás en la calle, en el café. Tenía que cuidarme en la calle de no mandarme ´un moco´ porque te lo gritaban en la cancha.

El árbitro ¿puede hacer vida normal? Vos te tenés que hacer el lugar de la vida normal, sino tenés que vivir en tu casa encerrado,  podés ir a cenar, al cine, a un bar, a un baile, tenés que hacer vida normal, ubicado. En Buenos Aires era mayor el anonimato.

¿Fue el Guillermo Nimo del Imperio, que dejó el referato y pasó a los medios? No, el primero que hizo eso fue el amigo Edgardo Tittareli. Después que deje de dirigir me encuentra Ramón Contreras y me invitó a la radio, salía a vender publicidades y como tenía muchos conocidos me fue muy bien. Luego Urquiza le ofrece a Contreras el lugar en la FM Río cuando se iba (Jorge Alejandro) Cárdenas y hoy estoy como director de la radio, yo soy productor… bueno, sólo agarro el  micrófono por falta de alguno y soy del montón porque no estoy preparado para eso.

¿Nunca se le cruzó ser DT? El ´Jota´ (Juan José) Irigoyen me vino a buscar, vino en el auto hasta con la señora y el hijo pero después cuando uno va a un club te gritan porque piensan que tenías relación. ‘Toti’ Oviedo y Osvaldo Lucero fueron árbitros y se animaron a hacerlo.

Un referente ¡Pedro Barrionuevo! y también el ´Riñón´ Herrera y en Buenos Aires Della Casa, no le tocaban el pito al profe, aunque cobrara mal.

Eso fue algo que también logró usted acá…  Eso habla que la gente te tiene confianza, consiste en la credibilidad que le das a la gente.

¿En algún partido le pegaron? En la cancha de Ferrocarril Urquiza, en la D, el local estaba por empatar y ascendía y en un rechazo rival el 9 queda solo con el arquero pero arranca en su cancha y los locales en lugar de correrlo me corrían a mí, esa fue la primera. Acá en una final Alianza Cabrera con Acción Juvenil de Deheza, el primero ganó Juvenil en cancha de Belgrano. Fuimos a la revancha con Díaz y Carballo. El ´Cara´ López, que jugaba para Juvenil, marea al arquero y se tira y no se la cobré, salió campeón Alianza y tuvimos que salir de la cancha en el camioncito de la  policía.

¿El partido más importante? Dirigí la tercera de Newell´s que vino a jugar un amistoso con Estudiantes, el Bati (Gabriel Omar Batistuta) le hizo 3 goles en un ratito a (Rubén) Ferrari.  Griffa era el técnico de Newell´s,  era un amistoso  con más de 6000 personas en la cancha. Después por el Argentino A jugué 5 años, dirigí el ascenso de Huracán de Tres Arroyos y Olé me calificó con 8.

¿Siente que si hubiese vivido en Buenos Aires podía llegar a primera? Sí, yo creo que sí, pero me vine a Río Cuarto por la salud de mis hijos, no me arrepiento.

Un dirigente: Don Luis Rocha, hizo un montón por la liga, a nivel nacional y a nivel cordobés cuando se formó la Federación Cordobesa.

Un jugador: El ´Negro´ Omar Carranza, le faltó el golpe de suerte, que sos estrella en un partido y te estén mirando y te lleven.

Un DT: Dos, Jorge Sturniolo y el ´Gordo´ (Oscar) Ferrarese, los que más estudiaban el fútbol local y trabajaban con el error del rival.

Un amigo: Pedro Barrionuevo en el arbitraje, después tengo un montón que me han dado muchas manos, es muy solidaria la gente de Río Cuarto.

¿Pasó épocas difíciles? Venirme con tres chicos y en el aire, hubo épocas duras y me salvó el arbitraje, me preparaba físicamente y técnicamente e iba al psicólogo cada 15 días para volver a cero. La vida particular es lo más difícil, dejar los problemas afuera.

¿Le pasaba que volvieran los hijos del colegio preocupados por lo que decían del padre? Me decían: ´Papá fue el padre de Miguel y dice que fuiste un desastre, que le anulaste un gol´. Y será porque se lo tenía que anular, con el tiempo aprendieron a no darle audiencia.

¿Cómo ve el arbitraje hoy? Drubi es muy buen árbitro y tiene edad para llegar. Matías Ramos, anda bien el ´Flaco´, pero se le pasó la edad no se lo aprovechó en el momento que había que aprovecharlo.

¿Se alejó del arbitraje a nivel oficial en todo sentido? Me invitaron, pero no voy a hacer el curso de instructor porque ya lo tienen a Carballo y tenemos diferentes maneras de ver la vida y no congeniamos con Jorge.

¿Cómo ve la posibilidad de introducir la tecnología? Sólo pondría el sensor de gol en el arco, lo otro hay que seguir con el error humano. Yo no llegué a usar ninguna tecnología. Los interlocutores son muy buenos porque no expone tanto, son buenos para el grupo arbitral te avisan y te acercas y no dejas al línea de botón, hoy te permite prevenir.

¿A quiénes elegiría para formar una terna ideal? Dos asistentes Epifanio Amaya y Manuel Villagra, muy buenos asistentes, no anduvieron para árbitro pero muy buenos jueces de líneas en su época junto a David Quiroga fueron los mejores de la liga.

¿Lo mejor que le dejó el arbitraje? Haber conocido toda la Argentina y lo peor haber perdido muchos compañeros en accidentes de la ruta.

¿Qué siente hoy cuando va a la cancha? Hoy disfruto ir a la cancha y ver los partidos ´tranqui ´sin que te insulten.

Fuente: Estadios
Fotos: Archivo de Estadios, Dianela Aguirre y Alfredo De Undurraga
Redacción Al Toque

Este artículo fue posible a la autogestión de periodistas. Hoy necesitamos de vos. Te invitamos a que seas parte de la comunidad de Al Toque Deportes asociándote con un mínimo aporte mensual

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388