Encontranos

Espacio de marca

Cómo manejar situaciones tensas con tu perro

MasGood te deja un par de tips para que pngas en funcionamiento a la hora de compartir momentos con tu mascota. Siempre hay situaciones estresantes que harán que tu perro tenga que decidir entre emociones y conductas.

Publicado

en

MasGood te deja un par de tips para que controles a tu perro en situaciones estresantes.

Para tener un perro equilibrado lo más importante a saber, es que el perro se mueve, en base a EMOCIONES, primero viene la EMOCIÓN, después la CONDUCTA; ej.: llega el humano a casa, el perro se pone contento o alegre (emoción), va y le salta o festeja a su humano (conducta); una persona amenaza al perro con un palo o piedra, el perro tiene miedo (emoción) y puede tender a huir o agredir (conducta). 

La parte critica de esto, es que nosotros, vamos a ser su soporte en las EXPERIENCIAS a las cuales los expongamos, por ende nuestra gestión emocional y corporal está directamente relacionada con la asociación, negativa o positiva, que realice el perro ante la exposición a esa experiencia; ej.: Yo tengo un gran danés de 75 kg y me ha pasado mucho, que al cruzarme con otra persona que viene paseando su perro, al vernos, lo que sucede en varias ocasiones, es lo siguiente: 

  1. La persona, ve a mí a perro, y como es grande, es “malo” y puede atacar a su perro. La emoción que invade a la persona es miedo, y el miedo, hace que se activen ciertas endorfinas, como la adrenalina, cortisol, entre otras, que es lo que genera la taquicardia y los estados de exudación (el famoso olor del miedo o más bien de la ansiedad). 
  2. Al mismo momento la persona, a nivel físico, se tensa, tensa la correa, tensa el collar, tensa al perro, por ende, el perro, (hasta a veces les hacen upa), ante la tensión física y la explosión de olor de su humano, entra inmediatamente en estado de alerta. ¿Por qué? Porque su humano le está informando, que hay un peligro en potencia, donde se puede ver comprometida su integridad física y hasta su vida.
  3. Como su humano tiene miedo y está entrando en estado de histeria, para el perro su humano no puede manejar la situación, por ende, depende de él que sobrevivan a la posible amenaza. A su vez, el perro también tiene miedo, porque él no está capacitado para hacerse cargo de una situación de la cual es responsable el humano. En consecuencia los niveles de estrés se disparan y ahí viene el estado de histeria, donde empiezan a ladrar desenfrenados, sin acatar el “reto” de su humano, que también tiene miedo.
  4. Al pasar toda esa situación, y el perro salir ileso, sin un rasguño, lo que sucede que el perro “aprende” a que ante ese estímulo (otro perro), si entra en ese estado de histeria, va a sobrevivir, por ende tanto la emoción, como las conductas, se refuerzan. Entonces, le hemos generado una EXPECTATIVA totalmente estresante ante esa EXPERIENCIA (o similares).

Muy diferente es la situación si vengo paseando con mi perro, y ante la presencia de otro, mi perro comienza a alterarse, pero yo como líder y guía, me mantengo calmo y tranquilo, puedo pedirle a mi perro desde netamente un factor jerárquico, y buen soporte emocional y corporal, que se tranquilice, ya que estoy en un estado de tranquilidad, no detecto ningún peligro y como yo soy su referente emocional y líder, él no tiene por qué entrar en un estado de histeria, porque la situación está bajo mi control. En limpio: “Si el líder esta relajado, el subordinado también debe estarlo”.

Fuente: JR Adiestrador

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Tendencias

Propietario: Cooperativa de Trabajo Al Toque Ltda. Director: Diego Alejandro Borghi. Sebastián Vera 940, Río Cuarto, Córdoba.
Fecha. Edición N° Edicion . Registro de la Propiedad Intelectual N°09649388